¿No perteneces a nuestra Asociación?

Spa en el hotel: Buscando la excelencia

Fuente: Hostelpro

Tanto el crecimiento del turismo en España, como el incremento del turismo de la salud a nivel mundial, son dos tendencias reales que la hostelería debe aprovechar.

Aunque actualmente, en nuestro país, el sector turístico representa un 11% del PIB, se observa que es el turismo del bienestar el que contempla un mayor crecimiento, por eso, saber evaluar las oportunidades de hoy, será para el hotelero el éxito del negocio del mañana.

Indudablemente, a todo ello, está contribuyendo de forma directa el negocio del spa, un sector con buenas perspectivas de futuro -como así nos lo han manifestado todos los interlocutores que participado en este reportaje- que seguramente garantizará, a aquellos que sepan invertir y estén apostando por el mismo, un crecimiento sostenido durante los próximos años.

Aunque el sector está en pleno proceso de estabilización -son un número importante de hoteles los que ya cuentan con este tipo de instalaciones- todavía no ha alcanzado la madurez estimada y aún le queda mucho recorrido, por lo que el mercado del spa tiene unas buenas perspectivas de futuro.

Un sector en el que se observa que no solo la profesionalización del servicio está creciendo de unos años a esta parte, sino en el que también los fabricantes innovan en la búsqueda de equipos energéticamente más eficientes, tecnológicamente más avanzados, con un diseño más exclusivo y con mejores prestaciones.

Y es que, como se viene atisbando en este tipo de turismo de salud, el consumidor wellness es cada vez más exigente, entre otras cosas porque conoce mejor el producto, y por lo tanto las expectativas de profesionalidad y calidad que espera de este servicio son cada vez más altas. Por eso ahora es el momento de redefinir la oferta del bienestar, saber adaptarla a las exigencias actuales que reclama el consumidor y, con el objetivo de alcanzar el grado de excelencia, competir con el mercado internacional; como así nos lo han hecho saber a Hostelpro bastantes fabricantes y distribuidores de spas a lo largo de este reportaje.

Conozcamos a continuación más detalles y consideraciones de estos profesionales.

Factores a tener en cuenta para la incorporación de un spa.
La creciente demanda de hoteles que, además de alojamiento, quieren ofrecer la posibilidad a sus clientes de disfrutar de los beneficios del spa, es un fiel ejemplo del cambio de tendencia que hemos visto en estos últimos años hacia un turismo de salud en el que el cliente, además de alojarse, quiere dedicar unas horas a su cuidado personal haciendo uso de las instalaciones y servicios que ofrece el hotel. Ahora ya no se cuestiona la necesidad o no de este tipo de instalaciones dentro del hotel, sino cómo debe de ser dicho servicio. Como nos señala David Durán, Gerente de Saunas Durán, “la tendencia del cliente está cambiando y cada día es mayor el número de huéspedes que decide disfrutar de las instalaciones del hotel, independientemente de su uso como punto de descanso a la hora de hacer turismo. La comparativa a la hora de reservar, por lo tanto, es obligada”.

Pero, ¿cuáles son los principales puntos a tener en cuenta a la hora de decidirse a incorporar el servicio de este tipo dentro del establecimiento hotelero? Desde Asetra, Alfredo Pérez Sainz de la Maza, su Director General, nos comenta que “después de casi 10 años del ‘boom’ del spa en el mercado hotelero, y de haber pasado pendularmente por diversas aproximaciones al servicio, en la actualidad, ya no se discute la necesidad o no a la instalación de dicho servicio dentro del hotel, de hecho todos los proyectos hoteleros nuevos existentes contemplan dicho servicio dentro de su porfolio, sino cómo debe de ser dicho servicio”. Un servicio que ha obligado al hotelero a buscar un equilibrio entre inversión y rentabilidad, imagen del centro y satisfacción de las expectativas de los clientes. Para ello, señala Sainz de la Maza, “los puntos críticos a analizar podríamos resumirlos en: la ubicación del hotel y su funcionamiento, el perfil de los clientes del hotel, el número de habitaciones, el volumen de inversión disponible, el tipo de explotación que se va a realizar, la disponibilidad de espacios existente y, por último, cómo está configurada la competencia en la zona al respecto”, concluye.

Ver reportaje completo: Spa en el Hotel. Buscando la excelencia

Nota Legal: La Asociación Española de Wellness Spa/Spatermal/Spatermal News, no se responsabiliza ni se identifica con las opiniones vertidas por parte de sus Colaboradores en los materiales publicados.